¿Cómo hacer bolsas sensoriales?

 PicMonkey Collage

El otro día nos aventuramos a hacer unas bolsas sensoriales con los niños y la verdad es que disfrutaron como locos con la experiencia. ¡Os la recomiendo! Crearlas os llevará apenas unos minutos pero les proporcionará horas y horas de diversión y exploración sensorial.

Además si les implicáis en la realización de las bolsas la diversión será doble. Podéis hacer una lluvia de ideas sobre qué materiales y objetos podéis utilizar para rellenarlas, hacer votaciones para elegirlos y organizaros para conseguirlos…

Veréis como el proceso de creación en si da mucho juego, y a veces puede resultar incluso más fascinante que experimentar luego con ellas.

Para su creación sólo necesitaréis:

  • Bolsas zip para congelar (2 si os queréis asegurar de que no la rompan o no fugas).
  • Cinta adhesiva resistente para sellar todos los laterales y evitar que el contenido se derrame.
  • Quitaesmalte (si las bolsas tienen algo impreso podéis borrarlo con acetona y así dejaréis vía libre para la exploración visual).
  • Líquido o material más o menos denso para llenar la bolsa (gel para el pelo, espuma de afeitar, aceite para bebé, agua….cada uno proporcionará una experiencia sensorial táctil distinta ¡imaginación al poder!)
  •  Objetos pequeños y fascinantes que los niños puedan descubrir, observar y tocar.
  • También podéis añadir colorante alimentario o purpurina para que la experiencia visual resulte más intensa.
  • Aunque lo más habitual es hacerlas con bolsas zip para congelar también hay quien utiliza láminas para plastificar A5 y sellan los laterales con una plancha de ropa o plancha para el pelo. Aunque yo no lo he probado parece que quedan muy bien y son muy resistentes.

Os dejamos algunos ejemplos de bolsas que hemos hecho y que a los peques les encantan.

 

BOLSA SENSORIAL CON GEL

Para crear esta bolsa sensorial sólo necesitaréis:

  • Bolsa zip para congelar
  • Gel fijador para el pelo
  • Cinta adhesiva
  • Purpurina, canicas, letras, conchas…básicamente, cualquier cosa que puedan mover y deslizar con sus manos a través del gel.

Llenad la bolsa con gel o el material que hayáis escogido. El gel es un buen recurso ya que al ser bastante denso requiere una mayor manipulación.

Después escoged que tipo de materiales queréis mezclar con el gel. Su elección en muchas ocasiones dependerá de los objetivos que persigamos. Si es una simple experimentación sensorial, bastará cualquier objeto (siempre que no sea puntiagudo o con aristas), mientras que si queremos reforzar la lecto-escritura podemos poner unas letras dentro de la bolsa, igual con unos números si estamos trabajando la numeración, o con conchas, caracolas o diferentes elementos del mar si estamos inmersos dentro de un proyecto como el océano y queremos trabajar  vocabulario.

Nosotros en una de las bolsas añadimos letras de goma eva y cada vez que encontraban la letra que les pedía, tenían que decir palabras que empezaran con ese sonido.

senso lletres

En otra bolsa pusimos botones de colores y de distintos tamaños, en esta ocasión nuestra misión era intentar agrupar los botones siguiendo el criterio marcado (tamaño o color).

senso botons

Y en otra bolsa simplemente añadimos canicas y purpurina, dando prioridad en este caso, a la experimentación sensorial.

senso caniques

Es importante apretar la bolsa lo máximo que podáis para sacar todo el aire y cerrad la bolsa. Comprobad que está bien sellada. ¡Y comprobadlo otra vez!

Es recomendable sellar las bolsas por arriba con cinta adhesiva gruesa para que no puedan abrirlas. También podemos reforzar los laterales para evitar posibles fugas.

Estas bolsas no sólo son una excelente experiencia sensorial sino que su manipulación favorece el desarrollo óculo-manual y la motricidad fina mientras mueven los objetos por dentro de la bolsa empujándolas con los dedos.

 

BOLSA CON ESPUMA DE AFEITAR O GEL Y COLORANTE
bosses colors

Yo os recomendaría dejar que los niños se impliquen en este proceso.

Repartid las bolsas y dejad que añadan la espuma de afeitar y la coloreen con el colorante alimentario. Dejadles manipular, estrujar y apretar todo lo que quieran. Con la presión y el movimiento, el colorante irá tiñendo la espuma y se mezclaran los colores creando una experiencia visual maravillosa.

sdnso espumagel-colorant

Una vez ya hayamos experimentado la combinación y mezcla de colores, podemos utilizar las bolsas para explorar el tacto o emplearlas como pizarras mágicas para practicar grafismos o escribir números o letras…

bosses sensorials2

Si disponéis de una mesa de luz podéis magnificar aún más la experiencia sensorial. Pueden dibujar apretando y deslizando el dedo, quedarán fascinados al ver como los colores cambian y se entremezclan entre si.

Una alternativa a la mesa de luz puede ser pegarlas en una ventana con un poco de celo o washi tape. Veréis como no os dejarán despegarlas en unos días, queda precioso y les encanta ver los cambios en los colores a través de la luz del sol.

O simplemente podéis añadirlas a vuestro rincón sensorial o de ciencia y dejar que los niños las manipulen y experimenten con ellas. Veréis como la combinación de los colores brillantes y el tacto suave y gustoso del gel las hace irresistibles.

 

BOLSA CON ACEITE DE BEBÉ Y COLORANTE

Esta bolsa es muy fácil de hacer y el resultado es bastante espectacular.

bossa oli bebé

Coged la bolsa para congelar y llenadla con aceite hidratante para bebé. Añadid algunas gotas de colorante alimentario y un poco de agua. Si queréis conseguir el efecto de lámpara de lava como en las fotos, aseguraros de poner poca agua y añadirla siempre al final. Sacad todo el aire que podáis y cerrad la bolsa. Asegurad los laterales con cinta adhesiva y a disfrutar.

Veréis como los niños parecen hipnotizados mientras juegan con las burbujas de color, rompiéndolas y volviendo a presionarlas para juntarlas otra vez, sacudiendo la bolsa para contemplar como bailan miles de burbujitas y acaban volviendo a su estado inicial. ¡Les encanta!

bossa oli oli bombolles

Así que animaros, ya veis que son muy fáciles de hacer y podéis rellenarlas con cualquier cosa que se os ocurra. Los niños disfrutarán mientras trabajan la motricidad fina y experimentan manipulando distintas texturas.

Aquí os dejamos un claro y sencillo tutorial sobre cómo crearlas.

 

 

 photo 974ce2a0-5116-4f96-8cfb-5b71aa00a574.png
Responder

*

Respetamos tu privacidad