Posts Tagged Pintura y dibujo

¿Debemos enseñar a dibujar?

¿Arte o manualidades? ¿Creatividad o Instrucciones paso a paso?

¿El proceso o el producto?

sol bajando en el agua con arbol

Dibujado por Emma (4 años): El dibujo de la izquierda es copia de la pizarra/El dibujo de la derecha es de su imaginación 

No pretendo polarizar estos dos ámbitos del trabajo de los niños, pero en este post quiero plantear ciertas reflexiones que a menudo me han surgido como profesora de infantil y madre, después de muchos ensayos y aún más errores en el día a día de la clase.

Me encanta cómo este post de Prek+K Sharing define estas dos posturas de trabajos artísticos:

-Arte como proceso: Único, individual, personal, contiene en sí muchas posibilidades y su fin es explorar.

-Arte como producto: Cargado de instrucciones, estructurado, modelado, con un único resultado en mente.

He experimentado con ambos como profesora y como madre y, aunque creo que me falta mucho por aprender, este ha sido mi camino:

No hace tanto que solía entrar a buscar por internet (o en Pinterest) y me aparecían miles y miles de manualidades pre-hechas, listas para recortar y ensamblar, que me seducían con su inmediatez y aparente sencillez. “Una hora de entretenimiento”, prometían, “para tu clase o para tus hijos”.

Pensaba: “Aquí tengo el regalo ideal para el Día del Padre, Navidad o Sant Jordi”.

paisaje de inviernoarbol de navidad

 

 

 

 

 

 

rosas de sant jordi

 

 

 

 

 

 

 

Cuando llevaba la propuesta a clase, salían regalos “perfectos”, cual cadena de montaje (muchas veces terminados por mí y mi pistola de silicona). Si no tenía cuidado podía intercambiar perfectamente el regalo de Mariona por el de Pablo y quizá ni yo misma me enteraba.

Ponía en la bandeja sólo los colores o pinturas necesarias para que saliera el trabajo “bien” y no se compararán entre ellos o entre los padres. Como sabía que saldría de la clase,  pensaba que lo mejor sería “enseñarle” cómo se tiene que dibujar una flor, un árbol, un pájaro, una casita… A algún niño he tenido que coger de la mano para que el trabajo saliera según las instrucciones y aún recuerdo llevarme cientos de papeles a casa para repasar.

una bandeja un color

Con mínimo 26 niños a mi cargo y sin ayuda, sentía que había sobrevivido a la clase de arte. ¡Todo un éxito! ¿o no?

Muchos habéis visto el video de Ken Robinson de: “Las escuelas matan la creatividad”. Y llegué a preguntarme si yo en mi aula estaba contribuyendo a que eso sucediera.

Y es que el problema no reside en la actividad en sí, sino que posteriormente yo le pida (y la vida le exija) colaboración y trabajo en equipo, ser original y creativo y tener sentido crítico. Tras varios años de este tipo de instrucción, miran la hoja y automáticamente dicen “Yo no sé ¿cómo lo hago?” y esperan pasivamente a que les dirija en su trabajo.

Discutiendo hace poco sobre este tema con una compañera me preguntaba: “¿Pero y qué hacemos si el niño nos lo pide? ¿O se frustra porque realmente no tiene las habilidades o la motricidad para el reto que le propones y quiere que tú le enseñes cómo se pinta o se dibuja?”

En resumen: ¿Cómo le ayudo y le doy herramientas para mejorar en su técnica o trazo pero a la vez le doy incentivos para volar y ser creativo? ¿O para empezar a escribir su nombre? ¿O para comenzar a leer?

Yo creo que es una pregunta muy válida, que nace del cariño que les tenemos a nuestros hij@s y alumn@s, ya que queremos verles crecer y no fracasar, que aprendan y no se rindan de inmediato ante las tareas.

Queremos darles la mano paso a paso, para transmitirles  confianza, pero en el camino no nos damos cuenta de que les damos el mensaje de: “mejor lo hago yo por ti, ya que no te saldrá bien”.

Entonces, ¿qué puedo hacer, si no debo enseñar a dibujar?

Leer más