3 ideas para motivar a tus alumnos

La gran mayoría de los niños posee una motivación increíble por aprender. La tarea más difícil como maestros es mantener esa motivación viva cada día y hacer que cada nuevo aprendizaje sea una aventura emocionante. Todo esto lo hacemos provocando conversaciones, trayendo materiales interesantes y nuevos o preparando espacios de descubrimiento e investigación en clase. Son increíbles pero, en ocasiones y según el grupo que te toque, necesitas alguna ayudita extra para motivar tanto el aprendizaje como el comportamiento.

Vamos a ver tres experiencias….

Motivacion

Los chiquitines de parvulario son los seres más fáciles de motivar que he conocido en mi vida.

Aunque en cualquier clase puedes encontrar el niño que suelta un “qué rollo” después de haberte subido a una silla, haberte puesto una peluca y tener un personaje fantástico que te susurra cosas al oído en tus manos, por lo general, su ilusión es inagotable y gracias al cielo se renueva con cada nuevo día. Aún así vamos a ver tres ideas interesantes que me han funcionado de fábula para motivarles en clase.

Hace tres cursos me tocó lidiar con una clase que en ocasiones se parecía más al Bronx que a una clase de parvulario. Cuando no había alguien con un arañazo en la cara, un morado en la pierna o lápices volando cual caza de guerra en busca de hacer blanco en cualquier pupila, era un día raro. Se hacía difícil aprender así. Para mí era agotador intentar escarbar en lo más profundo de mi ser una pizca de pedagogía positiva en cada conflicto que surgía. No se querían y eso era lo que más me entristecía. Cuando ya me había leído varios artículos y algún que otro libro mi paciencia empezaba a zozobrar como el Titanic.

Decidí probar algo nuevo:

Utilicé una pared de la clase para crear un panel con los nombres de todos colocados en columna. Imprimí tres símbolos a montones: corazones, estrellas y castores (era la mascota de la clase). Me senté con ellos y les puse la situación sobre la mesa, era triste estar así con quien compartes 8 horas de tu vida al día. Les enseñé los tres símbolos y ellos fueron diciendo qué podían hacer para ganar cada uno de ellos:

-La estrella Orange Rounded Startendría relación con ser responsable: ordenar la clase, respetar la fila, ayudar a recoger el patio,…

-El corazón Dark Pink Heartcon ser buen amigo y compañero: decir una cosa bonita a alguien, ayudar a un amigo que se ha caído en el patio, pedir permiso para usar algo que otro tiene, …

-El castor Valentine's Day Beaver con ser un buen alumno: levantar la mano para hablar, participar en las actividades, pensar antes de responder,…

La única condición era que NO me lo podían pedir, yo lo daría al que lo estuviese haciendo de corazón y no por conseguir el símbolo.

Además ellos mismos propusieron 2 opciones a elegir de premios que querrían cada vez que consiguiesen 3, 4 ó 5 de cada símbolo. Pegatinas especiales, una piruleta, un abrazo… La experiencia fue increíblemente positiva, empezaron a comportarse mejor, a ser mejores compañeros y me alegró ver que por fin se oía perdón o gracias más a menudo. Poco a poco sustituimos los premios materiales por emocionales y la cosa funcionó igual.

Aunque nuestra metodología tiene una base constructivista en este caso concreto una actividad más conductista funcionó con este grupo.

brazaletes4

Aquí os dejo otro ejemplo de motivación para niños de P3 que hizo una gran profesora y amiga Alba Navarro.

brazaletes6

 

Otra de las ideas tiene que ver con motivar a hablar en otro idioma.

Soy profesora de catalán entre otras asignaturas y es todo un reto enseñar a niños que aún no hablan del todo el idioma que enseño, ya que para muchos no es su lengua materna. Como mis alumnos saben que les entiendo en castellano, ellos siguen dirigiéndose a mi en esta lengua y no avanzan al ritmo que podrían si lo intentasen un poco más. Por eso creé dos coronas, una para la reina y otra para el rey del catalán. El que se esforzase ese día por hablar llevaría la corona y sería rey o reina por un día con los consiguientes privilegios: ser primero de la fila, decidir el juego del patio,… Ya no hay ni un alma en la clase que no lo intente.

Corona

La última idea que quiero compartir es para recompensar buenos comportamientos.

Tendemos a desgañitarnos y concentrar nuestras energías en el pequeño monstruillo que tiene como razón de su existencia desatar tu lado más oscuro y poner a prueba tu tensión arterial.

Pero ¿qué pasa con los que se comportan como esperamos? Es importante recompensar las buenas conductas para que sigan sucediendo. Es por ello que creamos unos brazaletes que contienen acciones positivas. Cada vez que un alumno hace algo que quiero recompensar le pido que se ponga el brazalete. Algunos hablan de ser amigos, otros de decirse cosas bonitas, por haber jugado juntos en el patio, por saludar a todos por la mañana, por ayudar a recoger, por esforzarse mucho, por escucharse unos a otros…¡y mucho más!

¡Les encantan!brazaletes

brazaletes2Si quieres los brazaletes los tenemos en CASTELLANO, CATALÀ & ENGLISH.

Brazaletes

Responder

*

Respetamos tu privacidad