Ideas para la reunión de la mañana

Dar a nuestros niños un espacio para explicar cómo se sienten, expresar ideas, o resolver conflictos es algo básico a todas las edades y una de las herramientas más valiosas para hacerlo es la asamblea.
Una de las cosas más importantes que proporciona es la sensación de pertenecer a un grupo, el sentimiento de unidad a otros y la oportunidad de conectar con los demás compañeros y con los profesores desarrollando la empatía.
Existen muchos tipos de asamblea y tiene infinidad de objetivos pero vamos a ver algunas cosas que puedes hacer para que sea realmente efectiva y os lo paséis bien.

¿Cómo nos colocamos?
La mejor manera es la que permite que nos veamos todos las caras, es decir en corro, aunque puede haber momentos en los que todos miren hacia delante, por ejemplo para explicar un cuento y facilitar así que todos vean bien lo que muestras si te apoyas en libros, muñecos,….
Para esto es importante que dediques un espacio diáfano en tu clase.

¿De qué hablamos?
-Cómo nos ha ido el fin de semana.
-Qué día es, qué tiempo hace y el resto de rutina de la mañana.
-Qué vamos a hacer hoy.
-Un tema nuevo que vamos a empezar.
-Normas de la clase, de convivencia y respeto.
-Un conflicto que ha surgido en clase o en el patio.
-Tomar decisiones comunes a través de la votación o los acuerdos.
-Cómo nos sentimos hoy.
-Acordarnos de los que no han venido.
-Una noticia
-Un acontecimiento familiar como nacimiento de un hermano, visita de un familiar que vive lejos, muerte de un abuelo,…
-,…

¿Cómo mantengo su atención?
Dependiendo de la edad las estrategias son diferentes pero una cosa que sirve para todos es que la conversación no se convierta en un interrogatorio en el que el profesor pregunta y los alumnos sólo responden. Puedes utilizar expresiones más abiertas y que den pie a opiniones e ideas y no tanto a respuestas como por ejemplo “¿de verdad?”, “qué interesante”, “y tú qué crees”, “yo pienso que…”, ¿os acordáis de…”
Con los más pequeños de 3 años puede que te ayude una marioneta que les saluda cada día y que les pregunta cosas, una caja sorpresa de la que salen los cuentos, que elijas cada día a un niño para que te ayude con la rutina,… de todas maneras es difícil que aguanten más de 20 minutos con un buen nivel de atención así que es mejor hacer varias asambleas a lo largo del día que todo de un tirón.
Es importante que tengan claro que deben levantar la mano para hablar y cómo deben escuchar (SI QUIERES LOS CARTELES PARA AYUDARLES A ESCUCHAR ENTRA AQUÍ: CAT  CAST  ENG) pero también debes ser flexible para que la conversación sea espontánea y puedas ver la creatividad de tus niños.
Con los más mayores, a partir de 1º, puedes crear un buzón de sugerencias y leerlas en la asamblea, ¡les encanta!

¿Cómo consigo que participen todos y qué hago con los que hablan mucho?
Todos tenemos en nuestras clases el niño o niña que se esconde cuando les das la palabra y el que no calla ni debajo del agua y los demás se acaban dispersando porque no acaba nunca. Para conseguir que un niño tímido hable lo primero es aprovechar la más mínima intención de participar para darle la palabra y acabar su intervención con un refuerzo muy positivo como “qué interesante lo que has dicho” o “yo pienso igual”. Es importante no forzar a participar ya que podemos conseguir que se cierre aún más, cada niño tiene su tiempo y es importante respetarlo. Podemos hacer que se pasen un objeto como una pelota para intervenir, a veces el hecho de que un compañero les de la palabra es menos agresivo para ellos. También puedes hablar con los padres para que te expliquen cuando hayan hecho algo muy divertido y anticiparte en clase diciendo “yo sé que alguien ha ido a un sitio muy especial este fin de semana” o puedes decir que tú has ido a ese sitio y ver si así se anima a explicar.
Para lo niños que hablan mucho uso por ejemplo un reloj de arena pequeño para que se autorregulen y les hablo de la importancia de dejar espacio a otros.

¿Cuándo hago asambleas?
La asamblea de la mañana es indispensable para empezar una jornada. El resto del día la puedes utilizar al volver del patio y conversar sobre a qué han jugado y si han tenido algún conflicto, para empezar la tarde,…
En infantil suele ser un recurso bastante utilizado pero en primaria suele dejar de hacerse por creer que son mayores. Yo les diría a los profesores que están en esta etapa que no dejen de hacerla ya que será un arma para la cohesión de grupo, la comunicación y el desarrollo de la empatía tan necesarias a medida que crecen.

 photo a0a371c5-12db-432f-a3fa-2ba918741408.png
4 comentarios
  1. Gracias por compartir

  2. Gracias por tener una página muy completa y permitirme aprender más.

    • Gracias Adriana Dinorah…nosotros creemos que entre todos aprendemos. Así que te invitamos a que sigas visitándonos para compartir y aprender juntas. Un saludo

Responder

*

Respetamos tu privacidad