Los períodos sensitivos: el mejor momento para aprender.

Nunca aprenderemos tanto y a tanta velocidad como cuando somos niños. Si nos paramos a pensar, todo lo que el hombre ha tardado en hacer millones de años lo hace un niño de hoy en día en sólo 6: caminar derecho, hablar, controlar esfínteres, escribir… Aprendemos además a tener hábitos, valores, ideales…pero…¿Sabías que hay momentos en la infancia en que estamos especialmente predispuestos a aprender ciertas cosas? A estos momentos se les llama períodos sensitivos.

Maria Montessori los define así: “Los periodos sensitivos son puntos sensibles que atraen a los niños a involucrarse intensamente en lo que les interesa; por ello necesitan trabajar a su propio ritmo, sin horarios, a través de la actividad, mediante la cual se construye su inteligencia, y necesitan la repetición continua, pero ahora con amplificaciones”.

Entre los 0 y los 6 años se dan 4 períodos importantes:

Swinging

1. PERÍODO SENSITIVO DEL LENGUAJE

¿Nunca te has planteado porqué un niño aprende con tanta facilidad un idioma mientras los adultos nos pasamos años yendo a academias y aún así no siempre conseguimos  dominarlo? Esto se debe a que el período sensitivo para aprender un idioma se encuentra entre los 0 y los 6 años teniendo su cúspide en los 2 años. Lo más curioso es que esta sensibilidad hacia el lenguaje puede iniciarse a los 7 meses de embarazo.

Consejos:

-Habla mucho con él y no lo conviertas en un interrogatorio, intenta hacer preguntas abiertas pero sencillas.

-¡Empieza tú explicándole tu día!

-Conversa sobre los temas que le gustan, si sus Invizimals son lo que más le apasiona, pregúntale sobre eso.

-Si te cuesta que te explique cosas puedes hacer que te diga lo mejor y lo peor del día, ¡Funciona increíblemente bien!

2.  PERÍODO SENSITIVO DEL ORDEN Y LA OBEDIENCIA

No es casualidad tampoco que las profesoras que se encuentran en edades comprendidas entre 1 y 3 años trabajen de forma tan consciente el orden. Los niños a esta edad están especialmente sensibles para aprender a colaborar y pueden pasarse horas ordenando y organizando objetos. Un entorno en el que se trabaje el orden proporcionará al niño seguridad, constancia, rutina o pensamiento matemático.

La obediencia es otra de las cosas que trabajamos en la infancia pero es entre los 3 y los 6 años cuando debemos estar especialmente firmes y constantes ya que será este su período sensitivo.

periodos

Consejos:

-Al principio invulúcrate, recoge con él y muéstrale cómo hacerlo.

-Compra cajas donde pueda recoger fácilmente, las cosas en estanterías o espacios pequeños son muy difíciles de guardar.

-Conviértelo en un juego: haz carreras, haz ver que no sabes recoger y él o ella te enseña, ponlo en el lugar equivocado haciendo teatro,…

-No le dejes sacar muchas cosas a la vez, esto favorece la dispersión y la falta de concentración. Haz que recoja antes de sacar otra cosa nueva.

3.  PERÍODO SENSITIVO DEL REFINAMIENTO DE LOS SENTIDOS

Los niños aprenden mucho sobre el entorno a través de los sentidos. A esta edad clasifican las sensaciones en su cerebro y producen la formación de los centros neurológicos responsables de interpretar las sensaciones. Un ambiente rico en estímulos sensoriales le dará al niño más vocabulario y la oportunidad de crear redes neurológicas.

Consejos:

-Deja que se lleve cosas a la boca, o proporciónale objetos limpios para que lo haga ¡los niños no se mueren por eso!

-Mancharse de pintura o pintar con las manos no es el fin del mundo.

-Hazle masajes y carícias siempre que puedas.

-Escucha música en casa y baila con él, no es necesario acabar odiando las canciones infantiles de tanto escucharlas, los niños pueden escuchar muchos tipos de música.

4.  PERÍODO SENSITIVO DEL MOVIMIENTO

El desarrollo físico da al niño independencia y autonomía y refuerza la autoconfianza, es por eso que este es necesario para un adecuado desarrollo intelectual.

Consejos:

-No le digas contínuamente en el parque “¡ten cuidado!”, esto hace que se muestren inseguros ante el movimiento.

-Crea una pista de obstáculos casera: un puente de sillas para pasar por debajo, cojines para pasar por encima, una mesa a la que rodear gateando,…

periodo sensitivo

También podemos encontrar otros momentos importantes en edades un poco superiores, por ejemplo, cuando llega la etapa entre los 4 y los 9 años podemos poner más energía en trabajar con ellos la sinceridad.  La generosidad y responsabilidad las encontraremos entre los 6 y los 12.

Estos son algunos de los períodos sensitivos más importantes que se dan en la infancia pero esto no significa que si no se trabaja en ese momento nunca más lo vaya a aprender sino que lo tendrá que hacer con mucho más esfuerzo que si lo hubiese hecho en el momento idóneo. Así mismo, tampoco significa que no debamos trabajarlo hasta que llegue dicha edad sino que hay que ser constante y trabajarlos de forma contínua pero poniendo más atención y exigencia en el período correspondiente.

Tienen también unas  características comunes:

Son universales: Todos los niños independientemente de su cultura, religión o raza poseen períodos sensitivos.

Impulsan el desarrollo físico, psíquico y mental y son parte un desarrollo psicológico sano.

-Son pasajeros: Desaparecen y lo hacen especialmente rápido si el entorno es pobre estimulando esta sensibilidad. Si ya se ha llegado a interiorizar la habilidad, se supone que la sensibilidad a ella ya no se necesita y por eso desaparece.

-Se encuentran en el subconsciente: Una vez la habilidad de hace consciente, el período se acaba.

Conocer estos momentos puede ayudarnos tanto a profesoras como a padres a ayudar a nuestros niños a adquirir habilidades y virtudes que pueden hacer de ellos pequeñas personitas más autónomas y seguras de sí mismas.

 photo a0a371c5-12db-432f-a3fa-2ba918741408.png
Responder

*

Respetamos tu privacidad