¿Ejecutivos o niños? ¿Responsabilidad o condena? Por qué los deberes no son positivos

Sin rodeos…¡No nos gustan los deberes! Y en este nuevo post vamos a dar nuestra opinión y razones de porqué nos posicionamos a un lado del profundo debate que se ha despertado los últimos meses.

BEBERES BLOGDesde que nosotras éramos pequeñas nos han vendido que los deberes son necesarios para acabar de afianzar lo que se ha hecho en el cole, para educar en la capacidad de esfuerzo, fomentar la responsabilidad,… Aún recuerdo lo aburrido que me resultaba repetir un poema de 4 estrofas con 6 o 7 años durante todo el fin de semana y seguir recitándolo mientras iba en bici, merendaba o patinaba pensando en el momento en el que la profesora decidiese quién saldría delante de todos a demostrar que lo había estudiado. O las aburridas hojas llenas de sumas y restas que no se acababan nunca mientras con el rabillo del ojo intentaba visualizar el juguete con el que me apetecía jugar. Han pasado muchos años pero parece que esto no ha cambiado mucho.

Vamos con la primera cuestión… Parece mentira que con una jornada escolar que empieza a las 9 de la mañana y finaliza a las 5 de la tarde (en España) a la escuela no le de tiempo a afianzar los conocimientos que quiere transmitir, envíe trabajos sin acabar como  castigo o que incluso los alumnos se lleven  a casa conceptos que ni siquiera se han trabajado en clase.

Pero vamos con lo esencial…¿Qué debe aprender un niño de primaria? Nosotras creemos que a esa edad el aprendizaje más importante que debe hacerse es apasionarse por aprender, tener curiosidad, morirse de ganas por coger un libro y leerlo, socializarse, sentirse cada vez más seguro de sí mismo, disfrutar haciendo deporte,… ¿Cuál de estas cosas se aprenden con deberes? ¡Ninguna!

La segunda cuestión es también una razón muy pobre para seguir abarrotando las agendas. La responsabilidad y la capacidad de esfuerzo pueden y deben adquirirse de muchas maneras diferentes y se empiezan a trabajar desde muy pequeños: Atreverse a intentar cosas que les cuestan, colaborar en la dinámica de casa, darles pequeños encargos, asumir los errores y rectificar,… son cosas que hacen crecer como persona comprometida y responsable.

Pero quizá lo que más preocupa no son los maestros que cargan de deberes a sus alumnos sino los padres que se quejan al colegio por falta de ellos. Me preocupa seriamente que un padre o madre pueda reclamar algo que va a hacer que su hij@ esté sentado en una silla al llegar del colegio o crean que es la mejor manera de tenerlos entretenidos. Seguro que a ellos mismos les cuesta aguantar una de esas reuniones que empiezan al finalizar la jornada laboral.

También generan una profunda desigualdad entre los niños ya que no todos los padres tienen el mismo tiempo, la misma formación o simplemente la misma implicación. ¡Es tremendamente injusto que la nota de un alumno pueda variar en función del ambiente familiar o la predisposición de sus padres! ¿Cómo puede un niño de 6, 7, 8 años gestionar sólo los deberes de varias materias? No puede. ¿Cómo sabe cuándo tiene que entregar cada uno? ¡Si aún están aprendiendo a leer! No puede.

La OCDE piensa igual: “Los deberes son una carga para los alumnos con desventajas socioeconómicas”, “Refuerzan la disparidad socioeconómica en los logros de los estudiantes” y “Aumentan la franja entre los ricos y los pobres”

OLYMPUS DIGITAL CAMERANingún estudio ha demostrado que los deberes mejoren el rendimiento, es más, lo más sorprendente es que somos de los países que más deberes mandamos pero de los que más fracaso escolar posee. Por el contrario, los que menos deberes mandan, Finlandia y Corea del sur son los que mejores resultados obtienen en el informe PISA. ¿Algo estamos haciendo mal, no?

Los padres empiezan a quejarse con fuerza y no es de extrañar ya que los deberes son causa de tensión y enfrentamiento en muchos hogares y acaban por generar rechazo y sentimiento de obligación en los niños y en los padres. Hace poco leí algo que me hizo reír pero a la vez me asustó: Un niño de 5º de primaria fingió su propio secuestro para esconder que no había hecho sus deberes.

DEBERES 2 BLOG

Pero lo que nos da esperanza es que es cada vez es más común oír a padres que defienden el derecho al tiempo libre de sus hijos, a disfrutar de ellos sin tener que pelearse porque no han hecho los deberes, a pasar un rato jugando en el parque. La lucha más difícil está entre los mismos maestros con posiciones muy distintas pero trabajando con los mismos alumnos. Ojalá cada vez seamos más y gritemos más fuerte. ¡No más deberes!

Aquí os dejamos un experimento interesante que no podéis dejar de ver si creéis que los deberes no son positivos.

https://www.youtube.com/watch?v=er_nKpqexdc

Y aquí podéis leer la carta de unos padres a la maestra de su hijo argumentando porqué no iban a hacer deberes en su casa.

http://stopdeberes.blogspot.com.es/2015/10/sensacional-carta-de-una-familia-la.html

 photo a0a371c5-12db-432f-a3fa-2ba918741408.png
2 comentarios
  1. Yo estoy totalmente de acuerdo!!! Los deberes son el antiplan familiar del fin de semana!!! Por favor montar un colegio sin deberes yo os envio a los dos primeros alumnos!!

    Felicidades por todo vuestro trabajo.

    • ¡Hola María! Nos encantaría montar un colegio 🙂 Algún día…
      Por supuesto recibiremos a esos dos alumnos con los brazos abiertos.
      Gracias por apoyarnos y comentar.
      Un saldudo

Responder

*

Respetamos tu privacidad